Presentación

La Villa de Lumbrales, cabecera de la comarca de El Abadengo, está situada a 90 km. al noroeste de la provincia de Salamanca y a 27 km. de la frontera con Portugal. Con una población en torno a los 2.000 habitantes, Lumbrales es un pueblo agrícola y ganadero que cuenta también con una excelente oferta en servicios comerciales y públicos.

La Plaza Mayor, con la Torre del Museo Arqueológico, la Casa Consistorial y una bella vista de la monumental Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, es el punto obligado desde el que iniciar la visita.

En la Torre, antaño cárcel y hasta toriles de cabestros, se encuentra ubicada la mayor concentración de restos arqueológicos de la comarca. Piezas únicas que relatan una historia tan rica en acontecimientos como en arte y cultura. Desde aquí puede dirigirse hacia la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, Patrona de la Villa. Hermoso y catedralicio templo del siglo XVI con un retablo similar al del Monasterio de El Escorial. Su entorno es uno de los espacios más emblemáticos de la villa, con lugares como la Casa de los Condes, hoy Centro de Visitantes de Frontera, el Burro de la Barrera, un verraco ibérico de los mejor trazados de la provincia, o el Centro Cultural de la Villa, incluido dentro del circuito de Artes Escénicas regional.

Otro verraco, este procedente de las Merchanas, preside la Plaza del Mercado, centro del concurrido mercadillo semanal de los miércoles, donde se encuentran también la Ermita del Humilladero y la Biblioteca Municipal.

Una vez hecho este primer recorrido por las calles y lugares más característicos del pueblo, podemos realizar una visita a sus alrededores. Partiendo de la abandonada estación del ferrocarril y de la siempre enigmática y contradictoria belleza de sus vías muertas, hoy Bien de Interés Cultural, nos dirigimos hacia el camino de la antigua mina de estaño. Dejando a la derecha las piscinas municipales, donde podemos entrar a darnos un chapuzón si la ocasión y el tiempo lo permite, llegamos al valle de La Navalito, donde todavía se levantan algunas piedras de un milenario dolmen. Más allá está el río Camaces, cuyas aguas bañan otra reliquia prehistórica: el Castro de Las Merchanas. Este recinto vetón amurallado conserva prácticamente toda su muralla, además de las características zonas de piedras hincadas y otros restos de la época romana.

Historia

Los restos de un dolmen megalítico, conocido como El dolmen de la Navalito, a sólo tres kilómetros de la villa, sitúan en el segundo milenio antes de Cristo a los primeros pobladores de Lumbrales.

En esa época se desarrolló la cultura megalítica occidental, caracterizada especialmente por la dedicación de sus gentes a la agricultura, la ganadería y la prospección metalúrgica. Los dólmenes eran grandes losas de piedra que formaban parte de sus sepulcros y sus ritos funerarios.

De la época prerromana quedan restos de uno de los castros más importantes de la provincia, el Castro de las Merchanas. Enclave vetón del siglo IV a.C. Fuera de su recinto, junto a la puerta norte, se encontró uno de los dos verracos vetones que hoy se conservan en el pueblo.

De la época romana se han hallado restos en la muralla sur del castro, así como en el núcleo urbano actual (rueda de molino, pesas de telar, hachas pulimentadas, monedas, ladrillos), mientras que en los alrededores hay restos de Villas romanas del Bajo Imperio (El Madroñal, La Fuente Blanca).

De la época visigoda y la Alta Edad Media no existen señales de habitabilidad, lo que hace pensar en la despoblación de estas tierras por la presión de la invasión musulmana. Será ya en el siglo XII cuando volvamos a encontrar una referencia histórica en el documento de restauración de la diócesis de Ciudad Rodrigo, en 1175. Allí, el rey Fernando II de León cita, junto a otros dos pueblos, a "Santa Maria de Liminares", de donde deriva el actual nombre de la villa.

Desde esta fecha volvemos a dar un salto en la historia hasta 1581, año en el que, según consta en el Catálogo Monumental de España, se dice la primera misa en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, obra del arquitecto Rodrigo de la Gándara.

En 1647 otro Rodrigo, Rodrigo de Castro, gobernador de Beira, junto a Sancho Manuel, después de sitiar Gallegos de Argañán y San Felices sin demasiado éxito, desahoga su cólera contra Lumbrales, incendiando parte de la villa.

De principios de este siglo XVII se supone la torre del reloj, el edificio civil más importante del municipio. De 1757 es la Ermita del Humilladero.

En 1880 Doña Isabel de Borbón, hija de la reina Isabel II, estuvo en Lumbrales en representación de su hermano Alfonso XII con motivo de la inauguración del ferrocarril Fuente de San Esteban-Barca d´Alba. Ricardo Pinto da Costa, entonces cónsul de Portugal en España, sería uno de los principales propulsores de esta obra de ingeniería, lo que le valió el título de Conde de Lumbrales, concedido en 1888 por la Reina Mª Cristina.

Historia

Transcripción de la Resolución de 20 de Diciembre de 1993 de la Diputación Provincial de Salamanca, por la que se hace pública la aprobación del escudo y la bandera del municipio de Lumbrales:

La Diputación Provincial de Salamanca, actuando en virtud de las delegaciones conferidas por el Decreto 256/1990, de 13 de diciembre, de la Consejería de Presidencia y Administración Territorial de la Junta de Castilla y León, acordó, en sesión ordinaria de la Comisión de Gobierno celebrada el día 24 de abril de 1992, aprobar el escudo heráldico municipal y bandera adoptado por el Ayuntamiento de Lumbrales que ha quedado blasonado de la siguiente forma:

ESCUDO. Recto por su parte superior y lados, redondeado en la base. Timbrado, Corona Real cerrada de la Monarquía Española reinante. Campo partido en dos cuarteles simétricos. Derecho, en campo de plata, torre almenara, en su color, manzonada y llamas, también en su color. Izquierdo, en campo de sinople, insignias episcopales, todo en su color.

BANDERA. Cuadrangular, campo partido con el plata y gules de Castilla y León.

Salamanca, 20 de diciembre de 1993.

El Presidente, José Dávila Rodríguez.

Ayuntamiento de Lumbrales

Plaza Mayor, 1. 37240 Lumbrales (Salamanca)

Teléfono: 923 51 20 02 - Fax: 923 51 21 61

Correo electrónico: ayto.lumbrales@outlook.com